Tel: 902 11 68 75 -

¿Puede reciclarse el aluminio?

¿Puede reciclarse el aluminio?

¿Sabes que nuestros techos de lamas de aluminio se pueden reciclar? De hecho, todas las estructuras hechas con este material pueden reutilizarse. De hecho, el reciclaje del aluminio es muy rentable para la industria porque se pueden aprovechar prácticamente la totalidad de los desechos por ejemplo de latas, cables, embalajes, muebles o piezas de construcción.


Lo primero es recolectar el material para trasladarlo a la planta de reciclaje. Allí se separa, limpia y se aplasta hasta crear grandes bloques. El aluminio se funde para crear láminas listas para un nuevo uso. En Diluvid te recordamos que, tras el hierro y el acero, el aluminio es el metal más utilizado del mundo. El aluminio usado llega a las plantas de reciclado por dos vías: desechos de consumo doméstico e industrial como latas y cables y recortes y virutas que se generan durante la fabricación de productos de este material. 


Aunque aparece en grandes cantidades en la naturaleza, el aluminio es bastante costoso de extraer, sobre todo desde el punto de vista energético. Si lo reciclamos se puede ahorrar hasta el 94% de ese coste. Además, no pierde propiedades tras varios procesos de reciclado, puede reciclarse indefinidamente sin disminuir la calidad del material. Una vez recuperado, seleccionado y prensado, se funde y se fabrican nuevos lingotes de aluminio que se utilizan para cualquier aplicación como por ejemplo nuestros techos de lamas de aluminio. Como ves, el proceso de reciclado del aluminio nos reporta, además de beneficios medioambientales, ventajas económicas y sociales. Ten en cuenta que la producción de aluminio reciclado genera tan sólo un 15% de las emisiones de gases de efecto invernadero.