Tel: 902 11 68 75 -

Limpiar el aluminio es fácil si sabes cómo

Limpiar el aluminio es fácil si sabes cómo

Instalamos techos de lamas de aluminio, un elemento práctico, a buen precio y muy fácil de limpiar. Su mantenimiento es mínimo para conservarse en óptimas condiciones. Desde aquí nos gustaría proporcionarte algunos trucos para mantenerlos impecables. 

Como casi todo en limpieza, lo importante es utilizar productos apropiados, naturales y no abrasivos. De hecho el aluminio se degrada más por los malos procedimientos de limpieza, que por la suciedad y las condiciones climatológicas. Muchos clientes acuden a nosotros tras comprobar que los limpiadores abrasivos no solo no cumplen función, sino que dejan rayas y marcas opacas. 

Uno de los elementos fundamentales son los trapos. No sirve cualquiera, deben ser de fibras suaves y que no dejen pelusas. Con una solución de agua caliente con un poco de detergente podrás desengrasar y quitar manchas sin rayar ni maltratar la superficie. Después aclara la zona con agua y finalmente utiliza un papel absorbente o un paño suave para secarla. 

Uno de los trucos para que el aluminio quede perfecto es limpiarlo cuando esté frío, y hacerlo con movimientos suaves, sin demasiada presión al frotar. Para quitar manchas más agresivas y profundas, puede mezclar media taza de amoniaco con medio litro de agua y aplicarlo de forma similar a como te hemos indicado anteriormente. Recuerda usar guantes de goma para protegerte las manos. También puedes utilizar una mezcla compuesta por una taza de agua, otra de vinagre blanco y media de alcohol (de quemar/medicinal).

En Diluvid te facilitamos toda la información que necesites.

Recuerda que somos expertos en la instalación de techos de lamas de aluminio y en paredes decorativas.

haz clic para copiar mailmail copiado