Tel: 902 11 68 75 -

La evolución del espejo

La evolución del espejo

No solo estamos especializados en techos de aluminio en Madrid centro. También nos encargamos de proyectos para techos completos de espejo. Por eso, queremos hablarte en las siguientes líneas sobre la historia de esta superficie.

Al parecer, los primeros espejos eran vasijas que servían para almacenar el agua. En aquellos objetos, bajo unas condiciones determinadas, podían reflejarse paisajes, rostros, etc.

La creación de los primeros espejos de los que se tiene constancia es obra de grupúsculos de personas que vivían en los territorios de la actual Turquía hacia el año 6000 a.C. Por aquella época, la costumbre era pulir cuidadosamente las rocas de obsidiana para producir las mencionadas piezas, donde se almacenaba el agua.

A medida que fueron pasando los años, los humanos fueron diseñando otros modelos de espejos con nuevas formas. Los babilonios hacían piezas con cobre pulido, las cuales están datadas en el año 4000 a.C., más o menos.

En el Antiguo Egipto, se fabricaban superficies con cobre hacia el 3000 a.C. Años más tarde, se desarrollaron piezas hechas con mezclas de cobre, espéculo y bronce. Estas, del año 2000 a.C., fueron concebidas por los chinos.

Como empresa de referencia para techos de aluminio en Madrid centro, queremos que sepas que fue en el siglo I cuando aparecieron los primeros espejos hechos con vidrio. Provenían de un lugar cercano a Sidón, el actual Líbano.

Además, romanos y griegos, aparte de los habitantes del Medievo, produjeron aleaciones de metal, bronce, estaño y plata.

Llama cuando desees a la empresa Diluvid.

haz clic para copiar mailmail copiado