Tel: 902 11 68 75 -

Diferencias entre el aluminio y el acero inoxidable

Diferencias entre el aluminio y el acero inoxidable

Como especialistas en la fabricación e instalación de techos de lamas de aluminio hemos podido comprobar de muchas de las personas que se interesan por nuestros productos suelen confundir el aluminio y el acero. No es extraño pues, aparte de compartir un aspecto similar, sobre todo a los ojos de alguien que no tiene costumbre de trabajar con uno u otro material, cuando hablamos de su instalación en cocinas, algunas personas lo asocian inconscientemente al material que suele dominar las cocinas profesionales.

Sin embargo, acero y aluminio son dos metales con propiedades bien diferentes, por ejemplo, en cuanto a su resistencia, mucho mayor en el caso del acero lo que hace que éste sea más complejo de manipular y deformar. Sin embargo, la ductilidad del aluminio permite crear finísimas chapas como las que utilizamos en la instalación de techos de lamas de aluminio. Si hablamos de dureza, la del aluminio es considerablemente menor, por lo que es más sencillo su estiramiento y deformación. También es menor la elasticidad del aluminio, lo que significa que apenas hay tendencia a recuperar la forma original antes de que se le aplicara cualquier fuerza para su deformación.

Una elasticidad más baja junto a una densidad también más reducida para el aluminio lo convierten en uno de los metales que se puede mecanizar y manipular con mayor facilidad aunque eso implica también que, cualquier pieza construida en aluminio, en caso de ser sometido a cualquier fuerza puede ser  más fácilmente deformado.

Una última ventaja de las planchas de aluminio de Diluvid es la amplísima gama de colores en la que están disponibles.